Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Una cata de vinos muy elegante

expositores-metacrilato.es fotonueva 1

Esta semana pasada tuve la gran suerte de ser invitada a una cata de vinos de lo más exclusiva y lo más elegante de los últimos tiempos. Tuvo lugar en una finca a las afueras de la ciudad, una finca maravillosa y digna de un rey, no le faltaba detalle, me fascinó tanto lujo y tanta ostentación, la verdad es que yo soy un poco más humilde aunque supe estar a la altura de las circunstancias. La finca consta de trece hectáreas de viñedos, una casa enorme y una bodega en la que elaboran su propio vino.

Todo estaba dispuesto al detalle, para que todo saliera bien y así fue. Nada más llegar nos recibieron con una copa de espumoso que la verdad nos refrescó muchísimo ya que había en ese día una temperatura muy elevada, a continuación pasamos a una estancia en la que había unos expositores de plastico en los que podíamos encontrar folletos y octavillas con toda la información referente a la finca, a los dueños y al vino por supuesto.

Nos hicieron pasar hasta una sala de reuniones en la que nos acomodaron en unas comodísimas butacas para que viésemos un video explicativo de la familia del viñedo.  Tras el video pasamos a tomar un aperitivo con uno de los mejores vinos que yo he probado jamás, no es que sea una experta pero si es cierto que me gusta el vino y sobre todo me gusta el vino bueno, bien elaborado, embotellado y servido a la temperatura adecuada. Conocimos los terrenos y pudimos observar la elaboración de aquellos caldos tan exquisitos.

Nos pusimos a comer ya pasadas las tres de la tarde y la verdad es que ya iba habiendo hambre, comimos pates deliciosos y gulas, también una crema de voletus y unos revueltos muy ricos que ni siquiera se de que estaban hechos. Unas chuletas de cordero cerraron el menú delicioso que nos pusieron y todo esto acompañado de la joya de la corona, el vino por el que este viñedo a conseguido dos premios a mi entender muy bien merecidos. La tarde pasó entre risas y vinos en una zona tan exclusiva, no me costaría mucho acostumbrare a esta clase de vida, una vida llena de lujos y de comidas de lo más exclusivas, aunque creo que por el momento tendré que conformarme con mi vida, una vida normal y corriente.