Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Sabes realmente cuidar tu moto

re-cambios

Si eres un motero seguramente hayas respondido de manera afirmativa a esta pregunta. Sin embargo, del mismo modo que has respondido con un sí rotundo, nosotros estamos convencidos de que podrías prestarle un mejor cuidado a tu moto, sin duda alguna. De ahí la importancia que tienen los consejos que te vamos a dar a continuación. Es la mejor manera de tener no solo tu moto en óptimas condiciones sino que de esta te ofrezca toda la seguridad que pueda. Y es que del cuidado de tu motocicleta puede depender la vida de los que van sobre ella.

Lo primero que tienes que tener muy en cuenta, y esto es algo que por desgracia olvida mucha gente, es el tema de las revisiones periódicas. Son muchas las personas las que creen que no hace falta seguir las indicaciones que marca el fabricante. Sin embargo no solo este tipo de revisiones te puede evitar muchos problemas sino que también hay que decir que no suponen una fuerte inversión de dinero. Más que nada porque como consecuencia de la última normativa europea en vigor, la revisión se puede pasar en cualquier taller autorizado sin necesidad de tener que acudir al taller oficial. Y lo mejor de todo es que la garantía permanece intacta.

Otro de los aspectos que tenemos que tener en cuenta es cuidar siempre de todos y cada uno de los elementos de seguridad activa que llevamos encima. Entre estos podemos encontrar como los más destacados los espejos retrovisores y las ruedas. En ambos casos, por si necesitas ahorrar un poco de dinero, lo mejor que puedes hacer es buscar algún desguace de motos de manera que los precios sean mucho más asequibles que los precios que marca el fabricante para este tipo de elementos tan importantes.

Por último, aunque esto no quiere decir que este detalle sea poco importante, siempre tendremos que controlar de manera exacta la carga que llevamos encima. Y es que un exceso de carga puede tener unas consecuencias horribles. Entre estas consecuencias podemos tener una falta de agarre al asfalto, el cual, puede hacer que nuestra seguridad se vea comprometida. Pero es que además un exceso de carga prolongado puede hacer, y de hecho lo hace, que las ruedas se deterioren y se gasten mucho lo que nos lleva a concluir que tendremos que cambiarlas cada menos tiempo con todo lo que ello supone desde el punto de vista del gasto.