Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Depresion un arma silenciosa

A diario se presentan diferentes situaciones que para algunos, desatan consecuencias en su estado de ánimo que son muy desfavorables. Agentes como el trabajo, la rutina, y demás responsabilidades que se adquieren de a poco, conforme pasan los años generan mucho estrés y causan demasiada tensión. De ahí que hayan personas que comienzan a manifestar comportamientos negativos creando ambientes problemáticos a su alrededor.

De todo esto el resultado puede ser la depresión, incluso hay ocasiones en la cual la persona no muestra signo de ello, pero inconscientemente la sufre. Una gran parte de los pacientes que visitan al psicólogo lo hacen por ese diagnóstico, pese a que es difícil reconocer cuando se padece un desorden de comportamiento, pero son las personas cercanas y familiares del individuo los que generan el primer análisis.

Si las conductas extrañas de la persona se ven reflejadas en alguien del entorno inmediato del individuo, debe actuar con prontitud, debido a que, los daños pueden ser mayores con el pasar del tiempo. Aunque cada uno puede presentar diversos síntomas hay algunos que son frecuentes en la mayoría de los casos como la ansiedad, inapetencia, tristeza sin razón, cansancio y baja concentración.

Cuándo buscar ayuda

Hay que ser cuidadosos para que no se confunda el estrés con un episodio de depresión. No obstante, si no se detecta a tiempo el problema, es probable que el individuo llegue a lastimarse a sí mismo o en contra de otros. En base a esto, podría decirse que el momento idóneo para buscar ayuda es cuando muestre evidencias de un cambio en la personalidad de la persona, que se aísle o varíe de manera irracional sus hábitos.

El psicólogo se encargará de descubrir el tipo de condición que presenta para poder aplicar un tratamiento que esté acorde con las necesidades que tiene el paciente. Se recomienda la asistencia a un consultorio cuando esté viviendo situaciones que sean frustrantes, algo tan sencillo como hablar con alguien de sus problemas puede servirle de ayuda.

Quienes tienen la sospecha de que pueden estar experimentando mucha depresión, o conocen a alguien con tal padecimiento, pero no saben de qué forma canalizarlo, hay alternativas perfectas para ello. Es muy sencillo ubicar a un profesional en la materia con la ayuda del Internet, hasta hay directorios exclusivos con la información de contacto de esta clase de especialistas, como la guiadepsicologos.

No importan las creencias, estatus o manera de pensar o ver las cosas, cualquier persona con depresión debe ser atendida y mantenerse bajo un seguimiento. La salud debe ser siempre primero.